En qué consiste el masaje hindú

El masaje hindú constituye un método de liberación emocional. Es una técnica dulce, sensual, liberadora y sensitiva que actúa de forma eficaz para ayudar al cuerpo a restablecer el equilibrio que ha perdido y que es la causa de todas las alteraciones que experimenta. Las emociones insanas son la causa de todas las enfermedades. Cuando las emociones se bloquean y se reprimen producen muchos problemas para el organismo. La medicina tradicional hindú afirma que las emociones se acumulan en ciertos puntos del cuerpo lo que hace posible que se pueda llegar a esos puntos de forma fácil con las manos. Mediante una serie de movimientos, permite restablecer el flujo de emociones, permitiendo liberar las insanas y hace posible que el cuerpo vuelva a un estado más sano. Esta terapia no se aplica nunca sobre un solo punto ya que cuando ese punto se toca se activa una determinada energía que debe fluir por el cuerpo.Para poder aplicar esta técnica de una forma adecuada es imprescindible disponer de una camilla de masaje. De esta forma, el paciente puede colocarse cómodamente, mientras el terapeuta ejerce su función y activa determinados puntos del cuerpo para conseguir la liberación buscada. Este método es especialmente indicado para personas con problemas emocionales y con deseos de liberar traumas. Para que esa persona pueda alcanzar el objetivo buscado es necesario crear un ambiente confortable y agradable y para ello es preciso disponer de una camilla de masaje apropiada para ese fin.

Características de las camillas para masaje Hindú

Las camillas para masaje hindu deben reunir una serie de características para poder conseguir el mayor efecto de este tratamiento. De esta forma, la altura debe ser tal que permita que el masajista pueda realizar su función de forma adecuada y cómoda, ejerciendo movimientos precisos y suaves, en los puntos concretos. La comodidad del paciente es un punto esencial en este tratamiento liberador. Es preciso que las camillas para masaje hindu tengan un grosor adecuado para que el paciente no note la tabla de madera que se encuentra en la parte inferior de la camilla. Un tamaño adecuado suelen ser 6 centímetros de grosor. Durante la realización del masaje se realizan diversos movimientos que pueden producir inestabilidad en la camilla. Una chapa estabilizadora es el elemento ideal para evitar que las patas se muevan y para aportar seguridad al paciente.

Qué camilla de masaje Hindú elegir

Entre las distintas camillas que existen en el mercado se pueden encontrar unas fabricadas en madera y otras elaboradas en aluminio. La elección de la más adecuada depende del uso que se le va a dar. Las camillas portátiles precisan de una resistencia mayor para poder transportarse sin que se estropeen. Por ellos las de aluminio suelen ser las más indicadas para ese uso. En cambio, las de madera se recomiendan como elementos fijos ya que resultan más sensibles a roces y resultan más aparatosas como elementos portátiles. En Kironoa se pueden encontrar diversos tipos de camillas, a un precio muy interesante y elaboradas con materiales de calidad que le proporcionan la seguridad y estabilidad necesaria para poder depositar nuestra confianza y la del paciente en estos elementos vitales para la aplicación de este tipo de tratamientos.